0 elementos

Una de las primeras cuestiones que nos planteamos a la hora de renovar la cocina es el color de los muebles. ¿Quieres una opción segura y atemporal o prefieres arriesgar? Las opciones de colores de cocina son infinitas; hay tantas como las tonalidades que puedas imaginar. Así que, todo dependerá del look que quieras conseguir. Para ayudarte con tu elección, hemos preparado una selección de cocinas con muebles en diferentes colores: tonos que van desde los neutros y seguros como beis, blanco o gris hasta propuestas más vanguardistas y coloristas como verdes y azules intensos, pasando por las tonalidades pastel.
Si quieres saberlo todo en colores de muebles de cocina, no te pierdas este post.

COCINAS EN BLANCO

El color luminoso por excelencia es siempre una opción segura. No solo porque aportará luminosidad y amplitud a tu cocina, sino también porque nunca pasa de moda, combina con todos los colores (importante a la hora de escoger revestimientos y encimera) y va bien con cualquier propuesta decorativa. Además, siempre podrás añadir contrapuntos cromáticos en detalles y muebles auxiliares o bien optar por un “total White”, una tendencia en el diseño de cocinas. El blanco es una de las opciones más escogidas en colores de cocina.

 

 

 

 

 

 

COCINAS EN BEIS

En cuanto a colores para muebles de cocina se refiere, los tonos tierra y nude funcionan igual de bien que el blanco y son perfectos para lograr espacios cálidos y agradables, más aún si combinas este acabado con madera (ya sabes armarios bajos en un color y altos, en otro) y completas la decoración con detalles y complementos en fibra vegetal. Normalmente asociamos estos colores a decoraciones rústicas, pero si los muebles son lisos, sin molduras ni tiradores, son una opción muy escogida también como colores de cocinas modernas y contemporáneas. Recuerda que los acabados mate trasmitirán siempre un estilo moderno a la decoración.

 

 

 

COCINAS EN TONOS PASTEL

Rosa, verde, azul o amarillo en sus tonalidades pastel son ideales para recrear un estilo rústico-chic, especialmente si se combinan con azulejos tipo metro, baldosas hidráulicas (o cerámicas que imiten su acabado), y menaje o complementos de estética retro o vintage. En este caso, vitrinas, pomos, armarios con molduras y un fregadero de piedra que va sobre encimera (como los de las cocinas de antaño) contribuyen a potenciar esta propuesta decorativa.

Si prefieres que tu cocina presuma de un aire campestre, entonces no dudes en escoger muebles de cocina de colores combinados, por ejemplo, los tonos pastel con blanco y madera.

 

COCINAS EN COLORES INTENSOS

En el lado opuesto están las tonalidades intensas y llamativas: rojo, naranja y amarillo subidos de tono son propuestas algo más atrevidas, pero con las que lograrás espacios con carácter y personalidad. Aportarán un plus de calidez a tu cocina, además de llenarla de vitalidad y energía. Eso sí: para evitar que el espacio quede muy recargado, procura matizar el color que elijas con blanco.

 

 

 

COCINAS EN NEGRO

Este color, al igual que el gris oscuro, ha ido ganando posiciones hasta convertirse, desde hace un par de temporadas, en una fuerte tendencia en cuanto a colores de cocina se refiere. Con él, se consiguen decoraciones modernas y elegantes, con un punto de sofisticación.
Además, con el acabado Graphite Grey que NEFF ha incorporado a algunos de sus electrodomésticos, el resultado es sobrio e impactante. ¿Te atreves?

TE PUEDE INTERESAR…

Blog

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?